1. - Not today

El primer atuendo con el que aparece Arya es un vestido azul, que recuerda al color de la familia Tully; tanto en el diseño como en el color, parece más del estilo de los Tully que de los Stark, lo cual habla del influjo de Catelyn en la educación de sus hijas, que va más con la personalidad de Sansa que con la de Arya. Si miramos con atención, es notable su similitud con el de Sansa, aquel que Cersei elogia y la pequeña admite haber confeccionado de su propia mano. Sin embargo, ambos vestidos tienen algunas diferencias que demuestran lo dispares que son las hermanas. Mientras que el de Sansa está más limpio y tiene acabados bien ejecutados, el de Arya parece que en más de una ocasión ha pasado por el polvo y la tierra; los detalles son más rústicos, como si estuvieran hechos por una mano menos hábil que la de Sansa. Tomando en cuenta que ambas tuvieron una educación parecida (que no igual), es de suponer que Arya hizo su vestido pese a su poco o nulo talento con la aguja y el hilo, lo que se observa en las aplicaciones burdas de su vestuario (los nudos en el cuello más flojos y las costuras a la vista, además de que el corte está más ancho que su medida). El vestido no lo usa solo, debajo de él porta una camisa blanca (negra después, en luto a su amigo Mycah) y un pantalón; sabemos que por la personalidad de Arya, su movilidad es importante. Este atuendo lo usa, entre otros momentos, en la escena donde ella se adelanta a tirar la flecha, durante el entrenamiento de Bran; escena icónica que sienta las bases para que identifiquemos la personalidad de Arya. Luego de la ejecución de su padre, la veremos usando el atuendo que trae bajo el vestido, más un jubón medio roído, durante varias temporadas, cuando se hace pasar por Arry, hasta su llegada a Braavos.

2.- Oyster, clams and cockels!

Uno de los atuendos usados en la temporada 5 es una rareza en Arya, durante su entrenamiento en Braavos. En ese momento no se ha convertido en una no one (nunca lo hace por completo), pero temporalmente se convierte en alguien más, Lana, una huérfana. La vestimenta, que tiene la esencia de la ropa tradicional en Braavos, consiste en cuatro piezas: una camisa, una falda ligera, un cinto en forma de red y un saco en tono cobrizo, tejido. Cumple su función de simulación, ya que no parece un atuendo que Arya utilizaría por voluntad propia o para auto representarse; hasta podría decirse que se ve artificial, casi al límite de lo ridículo, por ejemplo, en el peinado con los dos chonguitos y los adornos a su alrededor. Sin embargo, algunos de los accesorios podrían interpretarse como parte de su estilo, por ejemplo, los guantes, cinturón y bolso de piel, así como el saco en todo cobrizo, que remiten a una cota de malla (en realidad suele usar escasos accesorios y muy prácticos, además de sencillos). Tal vez eso sea una señal de que, pese a todo, Arya nunca dejará su identidad.

3.- Valar morghulis

Este traje lo usará por primera vez luego de su regreso a Winterfell. En otra escena icónica, que termina de rodear aquella donde irrumpe en el entrenamiento de Bran, Arya se acerca (en ese mismo sitio de entrenamiento de hace años), a Brienne y le propone entrenar juntas. En lo alto, como solían hacer sus padres, están Sansa y Baelish, observando en silencio. Es la primera vez, luego de asolar a los Frey, que veremos la técnica letal de la rogue, que también es un guiño a lo que vendrá en la temporada 8 (no diré más). Llama la atención que ese traje sea muy similar a uno de los que usa su padre en la temporada 1 (el corte norteño y los colores), así como el peinado, en media cola. En los libros se menciona que Arya y Jon son quienes guardan más parecido a Ned y en realidad son los más influidos por él. No es extraño que en su desarrollo, ella vaya pareciéndose cada vez más a su padre (me refiero físicamente, y en ocasiones en su sentido del honor, aunque aplicado a su filosofía personal, como en el caso de Sansa con Catelyn). Es de resaltar que a partir de su regreso a Braavos, veremos a Arya más en contacto con su identidad, lo que se refleja en su forma de vestir. En suma, en las últimas temporadas es evidente que se ha convertido en una rogue y será de las pocas que, pese a todo, a lo largo de su historia mantendrá una paleta de colores consistente, lo que habla de la importante que es para Arya no perder de vista quién es, aunque a veces tenga que expresarlo únicamente para sí misma.

Leo más de lo que escribo, aunque veces supero el miedo a la página en blanco. Feminista de por vida. No me gustan las llamadas telefónicas.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store